Tienda
Boletos

INVERSIÓN Y CENTELLAS

20 - Abril - 2021

Así es…

Qué jueguen los chavos. Insisto. Es todo lo que diré del primer equipo.

En relación con la posible inversión extranjera el tema tiene varias lecturas. En principio lo deportivo: las instalaciones de Casa Club y Estadio Victoria son de primera calidad, si acaso habría que reforzar puntos específicos así que los activos inyectados pueden destinarse en la formación social y deportiva de fuerzas básicas, tomando el ya muy mencionado modelo de negocio. Por otro lado, la calidad de refuerzos para Rayos y Centellas debe mejorar con la mira puesta en los trofeos de cara al centenario de fundación del Necaxa.

En lo social: está sociedad abre las puertas a exportar e importar formas de trabajo, modelos de acción, activos tangibles e intangibles. Además, permitirá la creación de nuevas alianzas con instituciones de diferentes ámbitos para poder seguir trabajando en materia de responsabilidad social.

Mi opinión es que está sociedad, como la planteó la directiva en el comunicado liberado el 12 de abril, dará continuidad a la directiva que hoy opera al equipo, y que si bien los resultados de primer equipo no han sido los mejores en el último año, sin afán de sonar como porrista, también son quienes estabilizaron –económica y deportivamente– al equipo en primera división luego de ascenderlo. Ganó una Copa MX y una SúperCopa MX y consolidó de a poco el proyecto de fuerzas básicas. La continuidad rinde frutos, con paciencia, ahí están los Tigres, aquellos con los que Necaxa luchó palmo a palmo por no descender hace 11 años… con varios campeonatos y el incremento de valor de marca, nos guste o no.

Finalmente, Necaxa es un equipo histórico y tradición, todos los sabemos, pero está nueva sociedad permite también trabajar en beneficio de la afición, creando nuevas historias y fomentando la identidad de los aficionados. Tiempo al tiempo.

Hoy, la afición exige que quienes vistan la casaca del Necaxa se amarren los zapatos y corran en la cancha, suden la camiseta, que se vean ganas de trascender, con idea, con amor propio. Y ahí están las Centellas, sacando la casta por el club en este torneo. Es cierto, no están en zona de clasificación, pero ya superaron la barrera de los 10 puntos y los 10 goles que consiguieron en torneos anteriores. Hoy, en los botines de las Estephanyes al frente, Dayán Fuentes, Brianda Escobedo y compañía, el equipo parece tomar ritmo y finalmente dejar de lado aquel papel de víctima que tenía.

Un personaje fundamental en el cambió de 360 grados que dieron las Centellas es el entrenador Leonardo Álvarez. El equipo juega con más idea, hay más movimientos sin balón y mayor contundencia. Las jugadoras rojiblancas están dando de qué hablar, sobre todo entre la afición del Necaxa que volteó a verlas, en diferentes medios especializados como Pasión Rojiblanca.

Platiqué con el profesor Álvarez, como la afición lo solicitó y aquí la entrevista:

–¿Cómo llegó a Necaxa?

–La invitación me la hizo la directiva anterior, yo venía de América y me agradó la idea, me gustó la ciudad y el equipo, sobre todo el proyecto con los chavos. Cómo formador, qué mejor que aportar lo que uno tiene de experiencia.

–¿Cómo se da el salto de fuerzas básicas a Centellas?

–Desde la invitación comencé en fuerzas básicas con la sub-16 y sub-15, auxiliar en la sub-17 y la sub-20. Hubo movimientos de directivos y me invitan a formar parte del cuerpo técnico de Fabiola Vargas con el equipo femenil. Acepté, es diferente pero ya tenía experiencia trabajando con chicas; desde el comienzo de mi carrera como técnico trabajé en formación con niños y niñas en el Tec de Monterrey, la UDEM.

Pasa el cese de la profesora Vargas, me hacen la invitación para tomar el equipo y se me fue abriendo ese reto, que estoy encantado con él. En el momento que lo tomé, alternaba con sub-15 hasta hace dos semanas que otro profesor me relevó en fuerzas básicas.

–¿En su experiencia cuál es la principal diferencia entre futbol varonil y femenil?

–Sabemos que el varonil tiene mucho tiempo, pero el femenil va con esa proyección a pasos agigantados. A diferencia de los hombres, con las mujeres no tienes problemas con la disposición, la responsabilidad, el esfuerzo, la actitud. En la varonil de repente tienes que lidiar con malos hábitos del jugador. Las jóvenes no tratan de engañar al entrenador, no fingen lesiones, son más dedicadas en disposición.

–¿Qué sello a nivel deportivo le transmite la directiva que quieren imprimir en las Centellas?

–Tener un equipo con ambición, esfuerzo, garra, no rendirse nunca. Eso es lo que nos ha llevado a tener ese ADN, de competirle al tú por tú con cualquier rival. Desde que llegué al equipo trabajamos en darles confianza, intensidad, competencia deportiva interna, no conformarse y la superación.

–Con el respeto que merece el cuerpo técnico anterior, del que usted era parte, hoy se va más idea de juego.

–Platicando con las chicas, le transmití que el equipo son todas, las que alinean y las que están en la banca. Todas deben estar listas, siempre hay una lesión, bajo rendimiento… y la que la sustituya debe estar preparada. En el partido pasado tuvimos lesiones fuertes en la central, y las que entraron lo hicieron muy bien.

Les damos la confianza para que potencien el rendimiento. Partidos del orden. De atrás hacia adelante, primero estar bien coordinadas y de a poco se da el trabajo hacia adelante. Ya tienen ideas, referencias, lectura de juego; en poco tiempo han conectado con el cuerpo técnico.

–El torneo está por terminar, pero para el siguiente torneo, ¿qué puede esperar la afición?

–Al final de cada torneo se hace una evaluación colectiva e individual, y ya con una pretemporada con la planeación que se va a hacer, pueden esperar un equipo competitivo, tanto de visitante como de local, que el equipo contrario se preocupe por nosotras. Mentalidad ganadora, fuerte.

–¿Como técnico cómo ha sentido a la afición desde que tomó Centellas?

–Redes sociales casi no tengo, pero cuando veo nuestro partido para hacer un análisis propio del equipo, escucho los comentarios de quienes transmiten el partido. Es una motivación para mí y siempre busco aprender. Si me tiran o no me tiran en redes sociales no me doy cuenta porque estoy concentrado en lo mío.

–El consenso que puedo ver en las redes sociales alrededor del equipo es que la afición está más orgullosa y habida de ver a Centellas que a los Rayos. Eso habla muy bien de las jugadoras y su cuerpo técnico.

–No sabía, muchas gracias por hacérmelo saber. Es una motivación extra para mí, las Centellas y mi cuerpo técnico. Espero que cuando el semáforo permita que haya gente para ver a las Centellas en el Estadio Victoria, llegue mucha afición porque quieras o no, tener la presión en las gradas para el equipo rival, a las chicas les transmiten buenas vibras… jugamos equipo y afición contra el equipo rival.

–En la delantera, Baz y Hernández, las Estafanys, tienen más contundencia, ¿qué hizo en especial con las artilleras del equipo?

–Es la confianza y la credibilidad hacia el cuerpo técnico y dejarlas intentar. Si uno las amarra o no se las una guía, se pierden. El ritmo de juego, por ejemplo, en el caso de Baz, le hacía falta juego y confianza, entonces ella se la cree, es capaz y aporta al equipo. Me deja contento por la superación de cada chica en el equipo.

–Muchas gracias profe, es un placer poder platicar con usted de las Centellas y el proyecto femenil.

–Muchas gracias a ti. Me gustaría resaltar todo el trabajo del cuerpo técnico y las jugadoras, que han confiado en nosotros, agradecerles por el empeño, garras y buena disposición, verlas competir y no dar por perdido el partido nunca.

¡Qué jueguen los chavos!

Así es…

 

Agradezco su tiempo y dejo abierto el foro para intercambiar ideas y opiniones.

Muchas gracias al Club Necaxa por el espacio; aquí sólo se expresa mi opinión, y no la oficial de los Rayos.

 

Así es… Quédate en casa.

¡Fuerza Rayos!

 

Cualquier duda o comentario favor de escribirme a [email protected], Twitter: @AlanAmper, Instagram: @elladohipsterdeampi

Noticias sobresalientes